¡Cocina práctica: ahorra tiempo, dinero y come bien!

¡Cocina práctica: ahorra tiempo, dinero y come bien!

Alimentarse es una necesidad básica de todos los seres humanos; actividad que se ha visto  comprometida negativamente en la actualidad por la falta de tiempo que ha resultado de las aceleradas dinámicas sociales que requieren de rutinas con una disponibilidad del 90% de nuestro tiempo, lo que ha dejado como consecuencia la carencia de espacios para cuidar de nuestra alimentación, lo que nos suscita preguntas tales como ¿realmente incluimos una alimentación de calidad dentro de dichas rutinas?¿la alimentación implementada cumple los requerimientos nutricionales para esas rutinas?. Es por ello que comienza a surgir como necesidad la cocina práctica, que cada vez coge un poco más de fuerza y se vuelve común y popular dentro del conjunto de personas que viven rutinas aceleradas día a día.

A continuación, te daremos unos trucos de cómo ahorrar tiempo y dinero  a la hora de preparar tus comidas, y obviamente alimentarte de la mejor manera posible. 

  1. Lo primero que debes hacer, y te aconsejamos, es que hagas una lista de mercado. Siempre ten en cuenta que alimentos tienes en tu nevera y cuáles son los que más consumes, para que varies y compres las cantidades adecuadas, para que no se te dañen y puedas aprovecharlos de la mejor manera.
  2. Hacer un pre-alistamiento de tus alimentos, para la semana o para el mes. Saca un tiempo dentro de tus días libres, para pelar, cortar y guardar los alimentos en la nevera, de forma que a la hora de cocinar sea más sencillo y rápido. Puedes empezar picando, por ejemplo tomate, cebolla, zanahoria, apio… tus vegetales preferidos de la forma que más te guste, envasarlos muy bien en recipientes herméticos en tu nevera, para que a la hora de preparar tus alimentos solo sea poner las cosas en el fogón y salgas de ello lo más rápido posible.
  3. Usa métodos de cocción sencillos y saludables al mismo tiempo. En este paso, te aconsejamos que seas práctico, usando métodos de cocción como el salteado, el blanqueado de los alimentos o la cocina al vapor. Son cocciones rápidas para tus carnes, carbohidratos y vegetales, y lo mejor de todo es que son saludables, pues éstas hacen que los nutrientes se mantengan en los alimentos e incluso te ayudan a ahorrar dinero, al reducir la cantidad de ingredientes requeridos dentro de la preparación. 
  4. Prepara tus alimentos de un día para otro, manteniendo la cadena de frío. Siempre nos han dicho que un producto recién hecho es mejor que uno del día anterior, pero ¿cuántos de nosotros no re-calentamos el almuerzo en el trabajo?. El tip que te daremos es muy sencillo, puedes preparar tus alimentos desde el día anterior, empacarlos en el recipiente en el que los vas a llevar y guardarlo en la nevera hasta el día siguiente; esto hará que los alimentos sean más prácticos de llevar y sus nutrientes no se vayan a perder. Ten cuidado con los alimentos más delicados, como el pollo, el pescado o las ensaladas, ten siempre presente que necesitan la cadena de frío para que no se dañen.
  5. Prepara alimentos base y varía su sabor cada día con otros ingredientes, como por ejemplo el arroz o las papas. Durante tu semana, puedes hacer solo una tanda de alimentos base y cada día agregar un ingrediente diferente para darle un sabor distinto y variar así tus comidas. 

¡Siguiendo estos tips, te darás cuenta lo práctico y económico que es cocinar!

Sin comentarios

Comentar